Coraza de San Patricio

Adaptación: Rubén Cedeño
Dublín 10.4.2009


          Les hago llegar esta maravilla que descubrí en Irlanda, es la oración, decreto y exorcismo de la más pura y poderosa “Enseñanza Espiritual” que fue empleada por San Patricio para convertirse y es una poderosa oración de protección y de invocación al Señor. Les recomiendo hacerla a diario a solas y con el grupo de instrucción todas las veces que deseen y puedan. Sirve para alejar el mal cuando anda cerca y exorcizar cuando las energías siniestras se han apoderado de alguien o un lugar, úsenlas durante todos estos días, les hará mucho bien.

CORAZA DE SAN PATRICIO

          "Me envuelvo hoy día y ato a mí, la Fuerza Poderosa de la Santísima Trinidad y las Tres Divinas Personas. Me envuelvo hoy día y ato a mí, la fuerza del Cristo y de la Madre María, la fuerza de la crucifixión, muerte, Resurrección y Ascensión. Me envuelvo hoy día y ato a mí, la fuerza del amor de los Querubines, la obediencia de los Ángeles, el servicio de los Arcángeles, la esperanza de la Resurrección y la Vida, las oraciones y la fe de los Maestros, la inocencia de los Santos Inocentes y las buenas obras de los que Enseñan. Me envuelvo hoy día y ato a mí el amor maternal y la pureza de la Madre María. Me envuelvo hoy día y ato a mí, la Fuerza de Dios para orientarme. El poder de Dios para sostenerme, la sabiduría de Dios para guiarme, el ojo de Dios para prevenirme, el oído de Dios para escucharme, la palabra de Dios para apoyarme, la mano de Dios para defenderme, el camino de Dios para dirigir mis pasos, el escudo de Dios para protegerme, los ejércitos de Dios para darme seguridad contra las trampas de los demonios, contra las tentaciones de los vicios, contra las inclinaciones de la naturaleza, contra todos los que desean el mal, de lejos o de cerca, estando yo solo o en la multitud. Convoco hoy día a todas esas Fuerzas Poderosas, que están entre mí y esos males, contra los encantamientos de los falsos profetas, contra las leyes negras del mal, contra las leyes falsas de los herejes, contra la astucia de la idolatría, contra los conjuros de brujas, brujos y magos, contra la curiosidad que daña el cuerpo y el alma del humano. Invoco al Maestro Jesús y el Cristo que me proteja hoy día contra el veneno, el incendio, el ahogo, las heridas, para que yo pueda alcanzar abundancia en premio. El Cristo está conmigo, El Cristo está delante de mí, El Cristo está detrás de mí, El Cristo está a mi derecha, El Cristo está a mi izquierda, El Cristo está a lo ancho, El Cristo está a lo largo, El Cristo está a mi altura, El Cristo está en el corazón de todo ser que piensa en mí, El Cristo está en la boca de todos los que hablan de mí, El Cristo está en todo ojo que me ve, El Cristo está en todo oído que me escucha. Del Señor es la salvación, Del El Cristo es mi salvación y la salvación de todos, El Señor está siempre conmigo. “La tierra hace camino ante mis pasos, el viento sopla siempre a mi favor, el sol brilla cálido sobre mi cara, la lluvia cae suavemente sobre mis campos. Dios me lleve en la palma de su mano. Cristo, protégeme hoy, contra el veneno, contra los incendios, contra el agua brava y contra las heridas. Cristo conmigo, Cristo ante mí, Cristo tras de mí, Cristo en mí, Cristo bajo mí, Cristo sobre mí, Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo cuando me acuesto, Cristo cuando me levanto, Cristo cuando me siento, Cristo en el corazón de todo ser que piensa en mí, Cristo en la boca de todo ser que habla de mí, Cristo en todo ojo que me ve, Cristo en todo oído que me escucha. Amén.


BENDICION DE SAN PATRICIO

          Viviré por el tiempo que Dios tiene previsto. Olvido siempre las cosas tristes y recuerdo las alegrías. Olvido a los amigos que resultaron falsos y nunca olvido a los que permanecen conmigo. Olvidar los problemas que pasaron y nunca olvido las bendiciones de cada día. Que el día más triste de mi futuro sea menor que la felicidad del día más feliz de mi vida. Nunca se me viene el techo encima y los amigos reunidos debajo de él, nunca se me van. Siempre tengo palabras cálidas en las noches frías y una luna llena en las noches oscuras; El camino siempre se abre a mi puerta; ¡Viviré un año extra para perdonar! El Señor me guarda en Su mano y nunca aprieta el puño. Mis vecinos me respeten, los problemas ya se fueron. Los ángeles me protegen, y el cielo me recibe. La fortuna de las colinas me abraza. Las Bendiciones de la Presencia de Dios y San Patricio están conmigo. Mis bolsillos están llenos y pesados de provisión y mi corazón ligero. La buena suerte me persigue, cada día y cada noche. Tengo muros contra el viento y un techo para la lluvia, risas para consolarme y aquellos a quienes amo cerca de mí, y todo lo que mi corazón desee! Dios está conmigo y me bendice; El infortunio no existe Yo Soy rico en bendiciones. No conozco nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, Dios me concede muchos años de vida, con suficientes ángeles a mi alrededor.

 

Página Anterior